“Teniendo en cuenta las medidas sanitarias recientemente anunciadas por el Gobierno Nacional y Provincial, intentando comenzar una nueva normalidad en nuestro país; he decidido levantar la dispensa de la obligación de asistir a la Misa dominical y en días de precepto en la Arquidiócesis de Paraná, y restablecer esa obligación a partir del sábado 16 de octubre de 2021”,  informa un comunicado firmado por  el Arzobispo de Paraná, Mons. Juan Alberto Puiggari.

Esta comunicación fue dada a conocer el pasado  7 de octubre, día de la Fiesta de Nuestra Señora del Rosario.

El texto agrega que “en tal sentido, aliento y exhorto a todos los fieles volver a participar presencialmente de la Eucaristía dominical, fuente y cumbre de nuestra fe  y de la vida de la Iglesia. La participación comunitaria en la celebración  de la Eucaristía dominical es un testimonio de pertenencia y de fidelidad a Cristo y a su Iglesia. Desde la participación en la pascua Semanal saldremos renovados y fortalecidos para vivir como verdaderos discípulos-misioneros comprometidos en la evangelización, la catequesis y la caridad.

La  obligación no se aplica a los enfermos, ni a los que tienen razones para creer que han estado expuestos recientemente al coronavirus o a otra enfermedad grave o contagiosa; ni a aquellos que están confinados en su casa, en un hospital o en un centro de salud; ni a quienes tienen problemas graves de salud.

Los protocolos de higiene y las demás directivas litúrgicas emanadas por la Arquidiócesis permanecen en vigor hasta nuevo aviso.

Que Nuestra Señora del Rosario, Mujer  Eucarística, nos ayude a contemplar a Cristo en el Sacramento vivo de su cuerpo y de su sangre”.